Productos destacados

Bienvenido a nuestro sitio

Los Flippers, (llamados Pinball en USA) y Arcade son vídeo juegos clásicos de los años 70, 80 y 90, que mantienen gran influencia en muchas personas, siendo muy populares hoy en día, por ende surge la necesidad del chequeo, reparación y servicio técnico de estos juegos. Nosotros nos encargamos de reparar desde una pequeña luz, hasta el funcionamiento completo de la máquina, dando amplias garantías para obtener la confianza de nuestros clientes. También ofrecemos el arriendo y venta de los mencionados Flippers y videos Arcade, ofreciendo accesorios, repuestos y utilidades para estos. Puedes visitar nuestros productos a través de la tienda online, para comprarlos y posteriormente retirarlos en nuestro taller.

Si deseas servicio técnico
Debes ir a la pestaña “Contacto” para comunicarte con nosotros y coordinar una visita al taller o a domicilio.

Si deseas comprar un repuesto
Debes añadir tus productos al carrito, ingresar tus datos y los medios de pago, esperar que revisemos tu pedido y te contactaremos para coordinar el retiro de los productos en nuestro taller.

Medios de pago
Puedes pagar en efectivo al momento de retirar los productos o hacer una transferencia en nuestra cuenta RUT del Banco Estado.

Si deseas comprar un Flipper o Video Arcade
Puedes comprarlo a través del carrito y nosotros nos comunicaremos contigo, o directamente comunicarte con nosotros en la pestaña de “Contacto“, y te daremos la posibilidad de una visita al taller para una revisión del producto para la posterior compra.

¿Tienes alguna duda?
¡Contactanos y te ayudaremos!

Historia de los Flippers

Baffle Ball

Baffle Ball

El inicio de los juegos de mesa y al aire libre, los antepasados del Flipper

Los orígenes del Flipper se entrelazan con la historia de otros juegos al aire libre, tal como la petanca o los bolos, que han tenido sus comienzos haciendo rodar piedras en un campo de hierba. Estos juegos han sufrido muchas modificaciones tales como partidas jugadas golpeando las pelotas con palos y partidas lanzando las pelotas a blancos, a menudo con obstáculos, tal como el Croquet, el golf y el Paille-Maille.

Inspirado en los juegos al aire libre se condujo a versiones de interior, que se podía jugar en una mesa, como el billar, o en el suelo de un pub, como los bolos. Las versiones de estos juegos de mesa se consideran los antepasados ​​del flipper moderno.

Finales de 1700: invención del tirador con resorte

En Francia, durante el largo reinado de Louis XIV (1643-1715), se modificaron las mesas de
billar, inspiradose por el juego de bolos, donde los jugadores podían tirar bolas con un palo desde un extremo, teniendo como objetivos algunos agujeros en la superficie de la mesa. Los jugadores podrían rebotar las pelotas en clavijas para alcanzar los agujeros más difíciles, y así obtener más puntuación. Una versión estandarizada del juego llegó a ser conocido como bagatelle.

Entre los años 1750 y 1770,  surgió una variante del bagatelle que utilizaba en la mesa agujas de metal y un tirador rodeado con un resorte en espiral. Las bolas partían desde el jugador y recorrían el plano inclinado de la mesa hacia los objetivos, siendo las agujas de metal un obstáculo que podía ser aprovechado para conducir las bolas.

1869: el auge de los tiradores

En 1869, el inventor británico Montague Redgrave se trasladó a EE.UU y se dedicó a fabricar tablas de Bagatelle en la ciudad de Cincinnati. En 1871, Redgrave patentó sus “mejoras para el Bagatelle”. El juego se redujo en tamaño para adaptarse a lo alto de un mostrador, tambien se fabricaron bolas de marmol y los obstáculos se convirtieron en pequeñas patillas metálicas. Estas innovaciones son reconocidas como el nacimiento del Flipper en su forma moderna.

1931: Flippers con ficheros

En 1931, David Gottlieb comenzó a comercializar el exitoso Baffle Ball,  primero en funcionar con monedas. El juego daba desde cinco hasta siete bolas por un centavo, siendo ideal para las personas que querían un entretenimiento barato en una economía azotada por la depresión.. Baffle Ball vendió más de 50.000 unidades y estableció Gottlieb como el primer fabricante importante de máquinas de Flippers.

1933: Electrificación y bumpers

La década de 1930 vio grandes avances en el diseño del Flipper con la introducción de la electrificación. Una compañía llamada Pacific Amusements en Los Angeles, California, produjo un juego llamado Contact en 1933. Contact tenía una bobina con un motor eléctrico para impulsar una bola por un agujero extra al medio de la mesa, además de una bobina que hacía sonar una campana para premiar al jugador, lo que atraía fuertemente al público y llamaba la atención.

El diseñador de esta máquina fue Harry Williams, quien finalmente decidió formar su propia compañía, Williams Manufacturing, en 1944. Otros fabricantes rápidamente hicieron lo mismo con características similares. Las luces eléctricas pronto se convirtieron en una característica estándar de todos los juegos de Flipper posteriores, que fueron diseñados para atraer a los jugadores.

1947: Introducción de las paletas

Humpty Dumpty de Gottlieb’s, introducido en 1947, fue el primer Flipper que incluía paletas controladas por el jugador, para mantener la bola por más tiempo y añadir un factor de habilidad en el juego.

Triple Action fue el primer juego que contó con sólo dos paletas en la parte inferior de la mesa de juego, aunque a diferencia de las paletas de hoy en día, estas estaban al revés, inclinadas hacia el exterior. La adición de una fuente de alimentación DC permitió darle potencia a las paletas, golpeando la bola con mayor facilidad.

El primer juego que cuenta con la conocida doble orientación hacia el interior de las paletas fue el Flipper Bowler Spot, realizado por Gottlieb en 1950.

Decada del 1970:  Flippers electrónicos con paneles digitales

La introducción de los microprocesadores trajo al Flipper en el reino de los juegos electrónicos. Los relevadores electromecánicos y carretes de puntuación que llevaron a los juegos en los años 1950 y 1960 fueron sustituidos en la década de 1970 con las placas de circuitos y pantallas digitales. Williams presentó en 1977 su primer juego electrónico, Hot Tip, y debido a estas nueva tecnologías, tanto Williams como Bally aumentaron sus ventas significativamente, ya que los juegos llamaban la atención al incluir efectos de sonido, luces y otras características.

Flippers en la era digital

Después del auge de la industria de videojuegos que funcionan con monedas, los Flippers vivieron una reaparición en la década de 1990. Surgieron nuevos fabricantes como Pinball Capcom y Alvin G. and Company, la cual fue fundada por Gottlieb Alvin, hijo de David Gottlieb. También Gary Stern, el hijo de Williams Stern, fundó Pinball Data East .

Los juegos de Williams ahora han dominado la industria, con complicados dispositivos mecánicos, grandes pantallas y modernos sistemas de sonido. La mayoría de los Flipper han sido inspirado en películas populares y en iconos de la época, tal como The Addams Family que batió un récord histórico de ventas con 20.270 máquinas. Dos años más tarde, Williams conmemoró este hecho con la venta de 1.000 máquinas del Flipper The Addams Family, con adornos dorados y software actualizado que le daban nuevas características de juego. Otros modelos populares han sido Indiana Jones: The Adventure Pinball y Star Trek: The Next Generation.

El final de la década de 1990 hubo una crisis en la industria, siendo cerradas Gottlieb, Capcom, y Alvin G, mientras que Data East fue adquirida por Sega Pinball por lo que en 1997 solo habían dos empresas: Sega Pinball y Williams, hasta que en 1999, Sega fue vendida a Gary Stern, quien llamó Stern Pinball a su compañía. Williams intentó reactivar las ventas de Flipper, lanzando 2000 líneas de juegos, incluyendo una pantalla en el campo de juego del Flipper. La recepción fue inicialmente buena con  el Flipper Revenge From Mars que vendió más de 6.000 máquinas, hasta que Williams salió del negocio de los Flipper para centrarse en la fabricación de equipos de juego para casinos.

Se otorgaron los derechos a Illinois para reproducir las partes de los Flipper Bally y Williams, mientras que hoy en día Stern Pinball es el único fabricante de máquinas de Flippers originales, aunque la mayoría de los miembros de los equipos de diseño de Stern Pinball son ex empleados de Williams.